prevnext

Mi filosofía sobre el aprendizaje de la danza clásica

La danza clásica debe ser una disciplina abierta a todas las personas independientemente de su edad, experiencia o capacidad innata. La enseñanza debe fundarse en que el alumno pueda lograr sus objetivos mientras disfruta del aprendizaje de la danza, a su propio ritmo, en forma personalizada, manteniendo siempre la rigurosidad y exigencia que requiere el ballet.

Para los bailarines que aspiran a una carrera profesional, el objetivo no debe ser nada menos que la excelencia, procurando que el alumno avance en base a un alto grado de esfuerzo y dedicación, haciendo máximo hincapié en la perfección de la técnica, adecuándola a las individualidades físicas y psíquicas de cada bailarín.

En todos los casos es fundamental ir a la par de las nuevas corrientes de enseñanza, haciendo gran énfasis desde el inicio del aprendizaje en el cuidado del físico del alumno para un buen y sano desarrollo corporal de largo plazo, en el marco de un entrenamiento holístico de cuerpo y mente.

Apertura de la danza clásica, rigurosidad en el aprendizaje adaptada a cada alumno y buscar el goce en el baile y en el entrenamiento son los pilares que se deben transmitir a los alumnos y difundir en el mundo del ballet.